Navegar con una VPN (Virtual Private Network) instalada es una excelente opción para mejorar la seguridad digital en muchos aspectos. La mayoría de los usuarios que utilizan este servicio lo hacen desde su ordenador personal, lo que les permite navegar protegiendo datos sensibles como pueden ser sus hábitos de conexión o su dirección IP. En este caso, otros dispositivos como los teléfonos móviles quedan fuera de la protección que brinda el servicio VPN. Para proteger también el teléfono móvil, es necesario instalar una aplicación en el mismo que permita configurar el servicio VPN que ha contratado el usuario.

Pero cuando en el hogar hay más de dos dispositivos, el trabajo que supone configurar la VPN en cada uno de ellos puede complicarse más de lo necesario. Tablets, ipods, televisiones inteligentes, impresoras conectadas por wifi… No es extraño encontrar hoy en día hogares con todos estos aparatos, y muchos otros, conectados a la red. ¿Qué sentido tiene centrar todos los esfuerzos en proteger solo uno de ellos con VPN mientras el resto siguen estando expuestos a los usos maliciosos que abundan en Internet? La solución pasa por instalar la VPN en el router, de modo que todos los dispositivos que se conectan a la red local están protegidos por el servicio VPN por igual.

Configurar un router VPN puede ser muy sencillo o algo solo al alcance de usuarios avanzados. Esto depende de si tu router ya viene con una opción nativa para configurar un servicio VPN (en este caso, el proceso es más sencillo) o de si es necesario cambiar el sistema operativo del router para que soporte la configuración de la VPN. En este artículo te explicamos con detalle en qué consiste cada una de las opciones y te ofrecemos alternativas para que logres configurar una VPN en tu router con éxito.

Pasos previos a tener en cuenta para configurar tu router VPN

Lo primero que necesitas es contratar un servicio VPN. Se trata del primer paso porque para configurar el router vas a necesitar los datos de usuario y contraseña que te facilite tu proveedor de VPN. Si todavía no tienes un servicio VPN, te recomendamos echar un vistazo a nuestro análisis de las mejores VPN de 2020 , que te ayudará a elegir la que mejor se adapta a tus necesidades. También existen VPN gratuitas, pero no son recomendables, ya que no garantizan un buen funcionamiento ni tampoco que los datos de los usuarios están realmente protegidos. En VPN Pro hemos testado buena parte de las VPN del mercado para que puedas elegir entre las mejores.

En segundo lugar, debes asegurarte de que tu router es compatible con la configuración de un servicio VPN. Si ya estabas pensando en comprar un nuevo router, no lo dudes y elige uno que incorpore de forma nativa la posibilidad de configurar una VPN. Algunos de los modelos más recientes que la traen consigo son: Asus RT-AC99U, D-Link AC5300, TP-Link Archer C7 AC1750, Trendnet AC2600 o Linksys WRT3200ACM, por citar solo algunos. A partir de estos modelos, puedes preguntar en tu tienda de informática sobre otros con prestaciones similares que estén disponibles, que sean más baratos y que, sobre todo, lleven instalado un sistema operativo que incorpore configuración de VPN.

Router

Una vez tengas el servicio VPN contratado y el router compatible con la configuración VPN, ya puedes empezar a configurar tu router VPN.

Entra en tu router e introduce los datos de tu VPN

El siguiente paso es entrar en el router e introducir en él los datos de tu servicio VPN. La explicación que te ofrecemos a continuación puede variar ligeramente de un router a otro, por lo que te recomendamos tener a mano la documentación del router. En ella encontrarás el lugar exacto del menú en el que se encuentran las opciones de configuración de la VPN.

  1. Accede a la página de acceso al router desde tu navegador. Para ello, necesitas estar conectado desde tu ordenador a dicho router vía wifi o por cable LAN. Una vez tengas abierto el navegador, debes introducir la dirección del router. Las rutas más habituales para acceder suelen ser: 192.168.0.1, 192.168.1.1 ó 192.168.2.1. Cuando des con la ruta, el navegador te pedirá un nombre de usuario y una contraseña. Si no has cambiado nunca estos datos, es probable que sean “admin/1234” o “admin/password”. También puede que se encuentren en la superficie del propio aparato o en su caja. Si no consigues saber tus datos de acceso al router, tendrás que resetearlo, para lo que te recomendamos seguir las instrucciones del fabricante.
  2. Accede a las opciones de VPN. Su ubicación puede variar de una a marca a otra. En el caso de los router Asus, existe un botón en el menú principal que da acceso directo a la configuración VPN. Si en tu modelo no aparece, puede que se encuentre en “Opciones avanzadas” o similar. Si tienes dudas, puedes ayudarte de la guía de uso del router.
  3. Introduce los datos de tu VPN en el router. Necesitas colocarte en la parte del Cliente VPN (no en Servidor VPN). Una vez estés allí, pulsa el botón “Agregar perfil” e introduce los datos de tu proveedor VPN.
    • Descripción: sirve para que expliques en pocas palabras el servicio que estás configurando. Si utilizas más de un servicio VPN, te vendrá bien utilizar este campo para asignarle a cada uno un nombre diferente.
    • Nombre de usuario: el asignado por tu proveedor VPN.
    • Contraseña: la asignada por tu proveedor VPN.
    • Importar archivo .ovpn: necesitas subir un archivo con extensión .ovpn que sea compatible con tu servicio VPN. Para ello, tienes que haberlo descargado previamente. Si utilizas NordVPN, puedes hacerlo directamente en su web. Si utilizas otra marca de VPN, te recomendamos que busques el listado de archivos compatibles en su página web o que preguntes a tu proveedor de VPN.
    • Seleccionar tipo de seguridad:
      • OpenVPN: Es el considerado más seguro, pero puede llegar a ser algo lento.
      • PPTP: Su nivel de seguridad es más bajo, pero a cambio es el más rápido.
      • L2TP: Mantiene un buen equilibrio entre velocidad y seguridad.
  1. Activa tu VPN y comprueba que todo funciona correctamente. En el listado de la página Cliente VPN aparecerá una nueva VPN que ahora ya podrás activar. No olvides guardar los cambios antes de salir del router y de comprobar que tu VPN efectivamente funciona.

Instalar VPN en router que no incorpora esta opción por defecto

Si has entrado en tu router y has comprobado que no tienes la opción de configurar tu VPN, lo que necesitas es cambiar el sistema operativo de tu router. Aquí es donde se complican las cosas un poco, pero tampoco demasiado. Te explicamos brevemente en qué consiste y te facilitamos un recurso web que te ayudará a instalar un nuevo sistema operativo en tu router por ti mismo.

En primer lugar, debes asegurarte de que el modelo de tu router es compatible con el software de Openwrt. Dicho de otra manera, que es posible “flashearlo” (es el nombre que se utiliza en la jerga informática para explicar este cambio de software). Para ello, puedes comprobar en las especificaciones de producto si se trata de un router compatible con Openwrt. Las encontrarás en la guía de usuario o en la página web del fabricante.

En segundo lugar, tienes que realizar una instalación limpia del nuevo sistema operativo Openwrt. Esta guía te resultará de ayuda para lograrlo. También te puede resultar útil la documentación generada por el propio proyecto Openwrt y su comunidad. Cambiar el sistema operativo de un router es un proceso que requiere de conocimientos avanzados de informática, pero quizá estés preparado o te interese aprender a hacerlo. En cualquier caso, conocer en qué consiste esta instalación te puede ayudar a tomar una decisión acorde con tus necesidades.

NOTA: Si no te convence la idea de “flashear” el router por tu cuenta, siempre puedes solicitar presupuesto en un servicio informático. Puede ser una opción más barata que comprar uno nuevo y, desde luego, más respetuosa con el medio ambiente. Todo depende de cuál sea el modelo de tu router y de tus necesidades.

Una vez que tu router tenga el nuevo sistema operativo funcionando, el proceso de configuración es similar al que requieren los routers que traen la configuración de VPN como opción nativa.