Hoy día, muchos lugares en el mundo ofrecen acceso a Wi-Fi gratis para atraer a sus clientes. Casi todas las empresas ofrecen canales de Wi-Fi públicos, así como otras muchas zonas e instituciones públicas. Aunque definitivamente la difusión de la red pública de Wi-Fi ha generado algunas ventajas, también hay riesgos que debemos mencionar.

El uso del Wi-Fi en lugares públicos sin protección puede exponer tu dispositivo y tráfico a un montón de peligros. Además de que un hacker con fines malignos te ponga en peligro, tu dispositivo puede infectarse de malware (software malicioso) o spyware (software espía). Para protegerte contra la mayoría de estos peligros, es importante tomar algunas precauciones, como por ejemplo, encontrar la mejor VPN para Wi-Fi público.

Algunas VPNs son mejores que otras

Cuando se trata de decidir qué VPN es la mejor para protegernos en un Wi-Fi público, hay algunos puntos claves a considerar. El primero es el cifrado. La mejor VPN para Wi-Fi público utilizará un cifrado robusto (como AES de 256 bits) y protocolos seguros como OpenVPN o IKEv2 para proteger tu dispositivo y tu tráfico.

Otra cuestión importante a tener en consideración son las características actuales de la VPN. Es bueno tener opciones como la función automática kill switch y el ser compatible con varios dispositivos. Este factor tiende a variar entre los planes gratuitos y de pago.

Las consideraciones legales dependen en su mayor parte de las leyes que existan en el país donde opera la VPN. Si tu VPN opera en un país que tiene leyes estrictas respecto a las VPNs como producto, o al registro de datos con un propósito de vigilancia, esto se convierte en una zona roja en términos de seguridad. Las buenas jurisdicciones para los servicios de VPN son los países con leyes de vigilancia y retención de datos mínimas (o ninguna).

En términos de precio, la consideración es obvia. Cuanto más barato mejor, siempre que consigas lo mismo por lo que pagas. Algunos servicios de VPN ofrecen versiones o pruebas gratuitas, pero no se recomiendan, generalmente debido a sus características y seguridad limitadas.

Así que, sin más preámbulos, vayamos a echarle un vistazo a algunos de los competidores de la categoría de las mejores VPN para Wi-Fi público.

1. NordVPN

NordVPN logo del servicio

Es una opción muy bien conocida y muy popular entre los usuarios de VPN en el mercado actual. NordVPN usa el cifrado AES de 256 bits con el poderoso protocolo OpenVPN. Esta combinación es considerada una de las más seguras. La empresa tiene su sede en Panamá, que es una magnífica jurisdicción para los servicios de VPN.

NordVPN tiene clientes disponibles para Windows, MacOS, Android, iOS y Linux. Pueden conectarse simultáneamente hasta seis dispositivos. Sus suscripciones empiezan en $11.95 al mes por su plan mensual, que descienden a $6.99 al mes por un año de suscripción. El plan de dos años es de $4.99 al mes, y también hay uno de 3 años por sólo $3.49 al mes.

En general, NordVPN es una opción bien conocida y de confianza para personas que estén dispuestas a gastarse algo de dinero y mantenerse protegidas. Otras opciones podrían tener características especiales o algo de seguridad adicional en comparación a NordVPN, pero aún y todo queda como una opción muy bien establecida y competitiva en el mercado.

2. ExpressVPN

ExpressVPN logo del servicio

Es el mayor competidor de NordVPN, y una de las soluciones más populares de VPN en el mercado. Este servicio también usa el cifrado AES de 256 bits con OpenVPN. Aunque tanto ExpressVPN y Nord están limitados en cuanto a los protocolos que ofrecen, OpenVPN se considera muy seguro y efectivo.

ExpressVPN está ubicado en las Islas Vírgenes Británicas, que es otra buena jurisdicción de las que ya hemos mencionado con anterioridad. La empresa en sí misma no es demasiado transparente en lo que se refiere a su entorno corporativo o sus empleados, pero tienen un amplio abanico de servidores que se extienden por un montón de países. Esto ofrece mucha libertad y control a los usuarios sin importar desde dónde se conectan.

Es difícil rechazar la fantástica trayectoria de ExpressVPN y su alta popularidad (a pesar de su precio). El servicio en sí mismo cuesta unos $8.32 al mes si contratas el plan de 12 meses (pero el precio compensa el servicio recibido).

3. CyberGhost

CyberGhost review

Es una magnífica solución de VPN fue diseñada para que sea fácil usarla, incluso para personas inexpertas en tecnología. CyberGhost utiliza el cifrado AES-256 con OpenVPN, resultado de una seguridad sólida, como hemos comentado anteriormente. Este programa incluye también la función kill switch, que es importante para eliminar tu conexión en caso de la que VPN falle.

La empresa está ubicada en Rumanía, pero opera en Reino Unido. Reino Unido es miembro de la Alianza de los Cinco Ojos, lo que la convierte en una zona roja si hablamos de las jurisdicciones de VPN. Aun así, el servicio ofrece una buena seguridad y características competentes, mientras mantiene un enfoque efectivo sobre lo simple y lo usable.

El precio del servicio empieza en $12.99 por un mes, con la garantía de la devolución de tu dinero. También puedes pagar $5.99 al mes por un año de suscripción, o $2.75 al mes durante tres años.

4. PrivateVPN

PrivateVPN review

Si bien Suecia no es el mejor país en términos de privacidad, PrivateVPN ciertamente no debería ser cuestionado sólo por estar ubicado en un país que pertenece a la Alianza de los 14 Ojos. Este servicio cuenta con una política estricta de no registros, protocolos OpenVPN e IKEv2, protección contra fugas y un kill switch.

A pesar de tener una flota de servidores más pequeña que la de muchos otros servicios, PrivateVPN ofrece velocidades superiores a la media y una cobertura global decente. Si bien habrá proveedores que ofrezcan una mejor conectividad, eso no significa que PrivateVPN no ofrezca un1 que sea lo suficientemente buena.

El último argumento a favor para este servicio es que es difícil de contrarrestar. Sí, estamos hablando de los precios. Puedes obtener PrivateVPN por un mes gastando sólo $7.67. Pero para ahorrar algo de dinero, te recomendamos echar un vistazo al precio anual de $3.82 al mes. Todos los planes vienen con una garantía de devolución de dinero de 30 días.

5. Surfshark VPN

SurfShark VPN Review

Surfshark finaliza nuestra lista de las mejores VPNs para Wi-Fi público con una nota alta. Para algunos usuarios, esta VPN puede ser justo la que han estado buscando. Es un servicio prometedor con algunas características que son exclusivas de la industria, haciendo destacar claramente a Surfshark.

Para empezar, tiene un cifrado de grado militar y los protocolos OpenVPN e IKEv2. Surfshark tiene su sede en las Islas Vírgenes Británicas, un territorio compatible con las VPNs. También tiene una política de no registros, cero filtraciones y la maravillosa función kill switch.

La flota de servidores de Surfshark se puede comparar con la de PrivateVPN. No es enorme, pero está creciendo y debería proporcionar velocidades superiores a la media en la mayoría de los casos. Y si no lo hace, siempre puedes usar su garantía de devolución de dinero de 30 días. Finalmente, cuando se trate de pagar, te sugerimos que te saltes su opción mensual costosa y optes por el plan anual ($5.99 al mes) o bianual ($1.99).

Por qué usar una VPN y cómo elegir la correcta

Dar los pasos correctos para protegerte es una cuestión clave, pero mucha gente ni siquiera sabe qué opciones tiene a su disposición. Además de protegerte con aplicaciones de antivirus para móviles y otras soluciones de software similares, una de las mejores estrategias es usar una Red Privada Virtual (o VPN, por sus siglas en inglés). Los servicios de VPN usan un cifrado robusto y varios protocolos de seguridad para hacer un túnel en tu conexión a través de servidores especiales que añaden seguridad y protección.

Hay muchos criterios diferentes para encontrar un buen servicio de VPN y el mercado está desbordado de opciones que prometen la mejor seguridad y el servicio más rápido. Aunque sea fácil simplemente elegir la opción más barata o más sencilla, tomarte el tiempo necesario para considerar concienzudamente las opciones que están a tu disposición es una cuestión crucial para salvaguardar tus dispositivos en una red pública de Wi-Fi.