VPN vs Proxy: ¿En qué se diferencian?

Raúl Ortiz
Actualizado el: junio 9, 2021

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Si estás buscando una forma de protegerte en internet, lo más probable es que hayas llegado hasta aquí después de haber ido descartando diversas opciones para mantener a salvo tu conexión. Eso sí, también es muy probable que a estas alturas del cuento aún no tengas muy claro lo que diferencia a una VPN de un Proxy, ¿verdad? ¡Pues lo cierto es que se trata de dos servicios bastante menos parecidos de lo que aparentan cuando haces la comparación VPN vs Proxy!

Sí, los dos nos sirven para enmascarar nuestra IP ante ojos demasiado curiosos, pero se podría decir que ahí se terminan sus similitudes. Eso sí, te avanzamos un spoiler: una de las dos es muchísimo más segura que la otra… y no es el proxy. ¿Quieres saber por qué? ¡Te lo contamos con todo lujo de detalles!

¿Qué es una VPN?

Aunque puede que a estas alturas lo sepas a la perfección, nunca está de más hacer un repaso por algunos conceptos básicos. Una VPN o red privada virtual es una protección digital para tu conexión a internet. Encripta tanto el envío como la recepción de datos, y lo hace enmascarando tu dirección IP para que nadie, ni siquiera tu ISP (tu proveedor de internet), pueda rastrear tu actividad en la red de redes.

Es decir, coge tus datos y los lleva hasta otro punto del ciberespacio sin que nada ni nadie pueda interceptarlos, o los coge de un servidor y los lleva hasta tu equipo con el mismo sigilo. La verdad, en los tiempos que corren contar con una protección así es algo completamente indispensable, pero lo ideal es no dejarse engatusar por las soluciones gratuitas, y os contaremos el porqué.

Las VPN de calidad nos garantizan tanto privacidad como seguridad a la hora de navegar por internet, ¡un auténtico seguro de vida en determinadas situaciones!

Cuando decidimos no pagar por un servicio, lo más probable es que el producto terminemos siendo nosotros. Es decir, si no pagamos una cuota económica por algo, lo normal es que la empresa que hay detrás se esté lucrando con la venta de nuestros datos, ya sean identificativos o de tráfico. Esto, como ya supondréis, va totalmente en contra del espíritu de una VPN, ¡así que no nos conviene para nada!

Por fortuna, la mayoría de las VPN de pago que hay en el mercado, como por ejemplo la popular NordVPN tienen un precio bastante asequible. Por poco más de lo que cuestan unos cuantos cafés podemos tener protegidos a todos los miembros de nuestra familia gracias a servicios tan punteros como SurfShark VPN. O saltarnos los geobloqueos impuestos por determinadas páginas web (echadle un vistazo a nuestra selección de mejores VPN para Netflix)  y eso es una auténtica maravilla.

Ventajas y desventajas de una VPN

Como ya supondrás, contar con un servicio de VPN aporta muchísima seguridad, pero no todo son cosas buenas. Utilizarlas tiene sus pros y sus contras, y vamos a contaros cuáles con los principales.

Ventajas de una VPN

  • La primera ventaja que se nos ocurre, y diríamos que una de las más importantes, es el hecho de que este tipo de software nos permite disfrutar de una conexión segura a internet. Esto significa que nuestros datos estarán completamente a salvo, así como que seremos completamente anónimos mientras la tengamos activa.
  • Otra de las ventajas de una VPN es el hecho de poder saltar los geobloqueos impuestos por algunas webs o incluso gobiernos. Una red privada virtual nos permite decidir desde qué país queremos decirle al servidor que estamos navegando, ¡y eso nos aporta muchísimas ventajas a la hora de acceder a servicios que no podríamos utilizar de ningún otro modo!
  • La tercera es que disfrutaremos de una mayor velocidad en internet. El hecho de que el proveedor de nuestra conexión no pueda ver exactamente lo que estamos haciendo hace que no pueda imponernos ningún tipo de restricción, y eso es realmente maravilloso.

Desventajas de una VPN

  • No todos los dispositivos aceptan el uso de una VPN, sobre todo algunos televisores más antiguos.
  • En determinados casos, en función de los recursos que necesita, una VPN puede hacer que veamos reducida sensiblemente la velocidad de navegación. Por fortuna, esto cada vez está más pulido, y el hecho de que las banda sea cada vez más ancha hace que no tengamos que preocuparnos por nada de esto.

¿Qué es un proxy?

Hay quien tiende a pensar que son exactamente lo mismo que una VPN, pero nada más lejos de la realidad. Cuando hablamos de un proxy, en realidad estamos hablando de un servidor proxy, un equipo remoto que nos hace de pantalla a la hora de conectarnos a internet.

¿Y de verdad que no es lo mismo? Pues no, porque una VPN encripta la totalidad de los datos que entran y salen de nuestros dispositivos, Por lo tanto, enmascarará tu acceso a determinadas webs, pero el tráfico de datos quedará totalmente expuesto ante cualquiera que esté interesado en hurgar en tu intimidad.

Ventajas y desventajas de un Proxy

El hecho de que sea menos seguro que una VPN no hace que un proxy no tenga sus cosas buenas, ¡veamos sus pros y sus contras!

Ventajas de un Proxy

  • Uno de los principales puntos fuertes de utilizar un proxy es el hecho de, como con una VPN, poder saltarnos los geobloqueos impuestos por algunos servicios web. 
  • Pueden servirnos para identificar sitios webs peligrosos y ahorrarnos cualquier tipo de disgusto. Navegar a través de un proxy hará que la amenaza se quede en él a modo de filtro.
  • Aunque no cifra nuestra IP, lo cierto es que sí que nos brinda cierto anonimato en la red de redes.

Desventajas de un Proxy

  • Desde luego, el principal contra de un servidor proxy es que, al contrario de lo que pensamos, no nos brinda una protección completa. Sí, oculta nuestra IP real a las web que visitamos, pero la información que va y viene de nuestros dispositivos no está cifrada.
  • Lo normal a la hora de usar un proxy es que este sea gratuito, y como ya os hemos dicho… decir gratuito es lo mismo que decir que puede estar vendiendo nuestros datos, ¡y eso está muy mal!

Como ves, a pesar de que podrían parecer lo mismo, con una VPN estás muchísimo más protegido. Esto hace que teniendo que elegir entre uno de los dos, más aún si vamos a pagar por el servicio, resulte mucho más apropiado hacerlo por una red privada virtual que, además, va a costarnos más o menos lo mismo. Ahora bien, si lo que pasa es que no sabes por cuál decidirte, échale un vistazo a nuestra selección de mejores VPN de 2021, ¡estamos convencidos de que encontrarás la que mejor se adapta a ti!

Mejores proveedores VPN
NordVPN
9.6 / 10
Garantía de reembolso de 30 días
Cifrado de grado militar
Excelente soporte
Surfshark VPN
9.4 / 10
Cifrado sólido
Excelente rendimiento
Conexiones simultáneas ilimitadas

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Todavía no hay comentarios Sin comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenido:
Cerrar
Share
Share
Thanks for your opinion!
Your comment will be checked for spam and approved as soon as possible.