Cuando navegas por la web, estás siendo monitoreado y categorizado constantemente. Cada paso que das está registrado, hasta tu ubicación precisa. ¿Por qué? Es bastante simple. A las empresas que venden productos en línea o que brindan contenido de transmisión les encanta segmentar sus audiencias con fines de marketing. Cuando lo hacen, es posible que a menudo te sientas bloqueado para acceder a películas o programas de TV (en el caso de sitios como Hulu o Netflix). O, también, es posible que no puedas encontrar las mejores ofertas posibles (como ocurre con muchos sitios de reserva de vuelos). Nada de esto sería posible sin una tecnología llamada geolocalización. Veamos cómo la podemos falsificar.

Como su nombre indica, la geolocalización permite identificar y ubicar a los usuarios de la web.

Por lo tanto, si tratas de acceder a un servidor de Netflix Alemania desde Brasil, simplemente no será posible. Afortunadamente, hay formas de evitar la geolocalización, así que vayamos a investigar más para así ofrecerte algunas soluciones que te ayuden a acceder al contenido deseado.

¿Qué es la geolocalización y cómo funciona?

La geolocalización se basa en direcciones IP para localizar usuarios de la web. Cada computadora conectada a Internet tiene una dirección IP, y contiene mucha información relevante que revela tu identidad sin demasiada molestia.

Para hacerlo, los sitios tomarán tu dirección y la compararán con los registros de direcciones IP regionales (o Registros Regionales de Internet). Sin embargo, este es el primer paso en tu búsqueda de la geolocalización de tu IP. Después de los RRI, sus herramientas buscarán más en profundidad, analizando cosas como los registros de un sitio meteorológico, los datos de los ISP y otras bases de datos de actividad en línea de fácil acceso.

Todo esto puede verificarse con tu dirección IP, lo que te permite leer instantáneamente datos como tu código postal, estado, país, latitud, longitud y zona horaria.

Así que a partir de una simple dirección IP, los servicios de geolocalización pueden establecer muy rápidamente dónde te encuentras. No siempre es 100% exacto, pero en lo que respecta a las empresas de transmisión y los minoristas, cumple con su cometido, y generalmente atrapa a los usuarios en su red si no toman precauciones.

¿Por qué querrías falsificar tu geolocalización?

Es relativamente fácil realizar un cambio manual de geolocalización, lo que te permite falsificar la ubicación que ven los sitios que visitas. Pero, ¿por qué lo harías? Bueno, hay un número de razones.

Como dijimos anteriormente, muchos sitios filtran su contenido por región o país.

Si pretendes ser de ciertas regiones, es posible que tengas una selección más amplia de contenido para consumir.

Esto se aplica tanto a las emisoras de deportes como a los sitios de transmisión de películas, y a medida que la transmisión digital se vuelve más popular, falsificar tu geolocalización es cada vez más importante.

Muchos sitios de reserva como los de alquiler de coches, hoteles, y vuelos también utilizan la geolocalización para ofrecer precios y ofertas. Así, por ejemplo, puedes utilizar un sitio web para reservar vuelos desde San Francisco a Yakarta y encontrar precios totalmente diferentes si realizas una búsqueda desde California o Indonesia. Al simular tu geolocalización, puedes reservar vuelos más económicos en la misma ruta, una solución perfecta para superar la manipulación corporativa.

Luego está la privacidad. Falsificar tu ubicación es un paso necesario para lograr el anonimato en línea, que puede ser una cuestión de vida o muerte en jurisdicciones represivas. Pero incluso en democracia, las agencias de vigilancia pueden interesarse en dónde te encuentras y qué es lo que haces. ¿Por qué dejarlos entrar en tu vida tan fácilmente?

Todas estas razones hacen que sea deseable saber cómo falsificar tu geolocalización IP. Hay muchas maneras de hacerlo, incluyendo técnicas distintas para diferentes navegadores web, así que tratemos con ellos ahora para ayudarte a encontrar el anonimato en línea.

Falsificar tu geolocalización en Google Chrome

Si eres fanático del navegador de Google, no debería haber ningún problema relacionado con la falsificación de tu geolocalización.

En primer lugar, los usuarios de escritorio pueden simplemente desactivar el seguimiento de ubicación a través del navegador Chrome. Puedes hacer esto sitio por sitio, al elegir no renunciar a tu ubicación a través de cookies de seguimiento cuando visitas cada sitio. Es posible que esto te permita acceder a muchos sitios bloqueados, aunque rara vez funciona con sitios de transmisión basados en suscripciones como Netflix.

Si aún tienes problemas con los sitios que rastrean tu ubicación, tenemos algunas opciones. En primer lugar, podrías realizar un cambio de geolocalización manual cada vez que enciendas el navegador. Así es como se hace:

  1. Dirígete a la sección “Herramientas de desarrollo” de Google Chrome presionando Ctrl + Shift + I (“⌥+⌘+I” en Mac). Se abrirá un panel de desarrollo.
  2. En la primera fila, en la esquina superior derecha haz clic en el botón de Menú (⋮) y elige “Más herramientas”.
  3. Luego haz clic en “Sensores” y aparecerá en la parte inferior del panel la sección “Geolocalización”.
  4. Debajo del cuadro de “Geolocalización” escribe cualquier conjunto de medidas de latitud y longitud (¡aparte de tu ubicación actual!).
  5. Dale al botón de “Recargar página” y tu ubicación debería registrarse con las coordenadas falsas ingresadas anteriormente.

Puedes hacer que este proceso sea un poco menos complejo utilizando una extensión de Chrome de cambio de ubicación. Si no te gusta la idea de seguir todos esos pasos cada vez que necesites eludir los bloqueadores geográficos, usar una extensión falsa de Chrome es probablemente la manera más fácil de hacerlo.

Puedes descargar una extensión de Chrome de cambio de ubicación en esta página de la tienda web de Google.

Sin embargo, hay dos alternativas a este proceso, y podrían ser aún más efectivas.

  1. En primer lugar, puedes usar un proxy como tu extensión de Chrome para falsificar tu ubicación. Herramientas como GeoProxy encaminan el tráfico de tu web a través de servidores de todo el mundo, lo que te permite identificar tu ubicación.
  2. La otra opción es utilizar una Red Privada Virtual (VPN, sus siglas en inglés). Vamos a hablar de eso un poco más al final, y por qué es probablemente la mejor opción para elegir.

Cómo falsificar tu geolocalización en Firefox

Si quieres crear una ubicación falsa, Firefox también ofrece una solución bastante fácil, por lo que virtualmente vagar por el mundo no debería estar fuera de alcance.

En el caso de Firefox, puedes usar una extensión llamada Location Guard [/url]. Este práctico complemento proporciona una dirección IP falsa para los sitios web y también agrega un “ruido de fondo” a la mezcla, lo que dificulta que los sitios utilicen métodos de geolocalización estándar. A continuación, se explica cómo asegurarse de que Location Guard es implementado correctamente:

  1. Para obtener la extensión, dirígete al sitio mencionado anteriormente y sigue las instrucciones de intalación proporcionadas.
  2. En este punto encontrarás que tu instalación de Firefox necesita actualizarse. Esto se recomienda por varias razones, y es esencial si deseas evitar a los bloqueadores geográficos.
  3. Cuando eso se haya solucionado, reinicia Firefox y Location Guard debería haberse agregado a tus extensiones. Deberías ver un icono que se parece a un pequeño globo negro con una máscara blanca parecida al símbolo de infinito (Vista previa de Location Guard). Haz clic en el icono.
  4. En el menú, verás la pestaña «Ubicación Fija». Arrastra el pin de ubicación a tu nueva ubicación.
  5. En la pestaña de la extensión, elige la opción «Usar ubicación fija». Esta debería estar registrada como tu nueva dirección IP de geolocalización, al menos para algunos sitios.

Al igual que con Chrome, el uso de una extensión falsa de Firefox no es la mejor solución por sí sola. Para obtener acceso a sitios como Netflix y garantizar el anonimato en su totalidad, deben combinarse con VPNs.

Geolocalización y VPNs: ¿la pareja ideal?

Las VPNs se diseñaron para ofrecer un grado de privacidad sin precedentes, no para eludir a los filtros geográficos de Netflix. Sin embargo, en los últimos años se ha comprobado que estas herramientas de seguridad representan la solución ideal para bloquear sistemas.

Lo importante que se debe tener en cuenta aquí es que las VPNs por sí solas no son totalmente efectivas. Deben combinarse con las herramientas de bloqueo de las que ya hemos hablado para evitar el rastreo de cookies y de los ‘geobloques’.

¿Por qué es esto? Todo se reduce a HTML5.

Cualquier sitio que use HTML5 podrá detectar tu ubicación a pesar de que estés usando una VPN.

Pero no podrán hacerlo si empleas complementos o geolocalización manual de la forma que hemos explicado.

Es posible que debas usar estos complementos de manera diferente para obtener los mejores resultados. Por ejemplo, si estás utilizando ExpressVPN con Firefox e instalas Location Guard, querrás arrastrar el pin de ubicación a un lugar lo más cerca posible de tu servidor VPN.

Más importante aún, cuando hayas instalado una VPN, asegúrate de cargarla e iniciar sesión antes de cargar Firefox, Microsoft Edge o Google Chrome. Si no lo haces, tu protección de geolocalización será casi inútil.

Sin embargo, si combinas las VPNs con la geolocalización manual y los complementos, los resultados pueden ser espectaculares. Resulta que los bloqueadores geográficos no son tan poderosos como parecen. Sí, son sofisticados (cada vez más), pero son vulnerables a los usuarios que pueden proteger hábilmente su dirección IP. Y eso es precisamente lo que las VPNs te permiten hacer.

Entonces, ¿por qué perderte tus películas favoritas o las mejores ofertas de vuelos? Con las herramientas adecuadas, es fácil conseguir una ubicación falsa, lo que te permite saltar cualquier muro digital que las empresas pongan en tu camino.