Qué es el bloqueo geográfico y cómo eludirlo

Actualizado el: agosto 7, 2020
get out of here, geo-blocking

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

A buen seguro que te habrás cruzado más de una vez por internet con una frase que dice “este contenido no está disponible en su ubicación”. Te habrá pasado al intentar reproducir un vídeo en streaming, un programa de televisión en una app de la propia cadena, una competición deportiva, al navegar para ver contenido en redes sociales, o incluso al acceder a ofertas. Todo es culpa de una sola cosa: geobloqueo o bloqueo geográfico.

El geobloqueo es el sistema por el cual un contenido en internet está restringido a un único país o unas pocas zonas del mundo. Y sí, es un incordio, principalmente porque muchas veces es el culpable de que, aunque queramos pagar por un contenido o consumirlo legalmente, no podamos hacerlo. 

Y lo peor de todo es que a veces ocurre incluso cuando estamos accediendo al contenido de nuestro país de origen -es decir, que no deberíamos sufrir el bloqueo- pero estamos de viaje en otro lugar donde sí que existen estas restricciones. Lo dicho, una lata.

En otras ocasiones el geobloqueo tiene raíces más oscuras. En países donde hay regímenes totalitarios, se bloquea por defecto el acceso de sus ciudadanos a según qué contenidos que consideran que no deberían ver.

Hay mucho debate sobre el geobloqueo, principalmente porque en muchas ocasiones choca con la propia idiosincrasia de internet, que nació con la posibilidad de abrir las puertas al conocimiento y los contenidos a todo el mundo.

Por suerte, hay varias formas de evitar el geobloqueo, aunque no todas son seguras ni del todo legales. Aquí vamos a hablar de la mejor forma de saltarse los bloqueos geográficos de la forma más sencilla y segura.

Qué es el geobloqueo y cómo funciona

Partiendo del concepto de geolocalización, es fácil entender cómo funciona el geobloqueo: se restringe el acceso a ciertos sitios webs, apps y contenidos según nuestra ubicación. Quizá estamos navegando desde España o México y no podemos ver un contenido en Estados Unidos, por ejemplo.

El geobloqueo ha tenido un gran auge en los últimos años especialmente por la aparición de las plataformas de streaming como Netflix. Ahora Netflix está disponible en multitud de lugares, pero ¿qué pasa con otras plataformas que solo están en algunos países, especialmente, Estados Unidos? Por ejemplo, recientemente se ha estrenado HBO Max, una nueva plataforma de streaming con una versión mejorada de los contenidos de la mítica cadena, pero que, de momento, aunque estuvieras dispuesto a pagar por ello no podrías acceder ya que solo está disponible en Estados Unidos.

La dirección IP: el chivato de tu ubicación

¿Pero cómo es capaz una web o un servicio de detectar en qué lugar del mundo estoy y bloquearme? Desgraciadamente, cuando navegamos por internet, si no lo hacemos con protecciones para la privacidad como la que nos puede dar un una VPN estamos entregando allá donde vamos un montón de información sobre nosotros.

El principal culpable de que una web o aplicación sepa nuestra ubicación es nuestra dirección IP.

Cuando te conectas a internet, cada computadora o dispositivo tiene un número único por el cual puede ser identificado. Esto es lo que se llama “dirección IP” o simplemente “IP”. Contiene cuatro secciones y un ejemplo de esa dirección puede ser “138.147.91.243” o “205.10.180.131”. 

Si alguien conoce tu IP, sabrán más que solo un simple número. Además de eso, es probable que puedan saber: 

  • Tu proveedor de servicios de internet (ISP, sus siglas en inglés)
  • El país en el que te encuentras. Es decir, tu ubicación.

Cuando accedes a un sitio o servicio web, éste obtiene tu dirección IP de forma rápida y puede usar un software de geolocalización para determinar dónde estás y por lo tanto ejecutar el bloqueo geográfico para que no puedas ver ese contenido o acceder a ese servicio… ¡Aunque estés dispuesto a pagar por ello! 

Para ello las webs se sirven de distintas tecnologías que captan y muestran o no el contenido en función de la ubicación que interpretan gracias a mecanismos como las medidas tecnológicas de protección (TPM, Technical Protection Measures) que tratan de evitar la reproducción o visualización de los contenidos en los lugares que no están permitidos.

Cómo evitar el geobloqueo: 3 formas principales

Por suerte, es posible saltarse este bloqueo. Y sí, si has estado avispado ya imaginarás que es cambiando o ‘camuflando’ tu IP a ojos de internet. Pero cuidado, porque hay varios métodos para hacerlo y no todos son adecuados. Vamos a explicarlos.

1. Usar VPN para saltar geobloqueos

La forma más segura. No solo porque con un buen servicio VPN podrás cambiar tu IP a decenas de países distintos que te darán acceso a todas las webs y contenidos del mundo, sino porque además también ‘enruta’ y protege todo tu tráfico y tu privacidad en internet encriptando esa información que vamos dejando por ahí sin darnos cuenta.

Una VPN (Red Virtual Privada, por sus siglas en inglés), son herramientas  que te permiten elegir un servidor en un país o ciudad en particular. Si deseas acceder al contenido que tiene disponible la población estadounidense, simplemente conéctate a un servidor de VPN en los Estados Unidos.

Funcionan de forma muy simple a través de sus aplicaciones y servicios, consiguiendo proteger y cambiar tu IP para saltar bloqueos en cualquier dispositivo. Las hay gratuitas, y las hay de pago, y la verdad es que por el poco precio que cuestan hoy en día (hay muy buenas por apenas el precio de un café al mes) la seguridad que otorgan las VPN premium para saltar bloqueos son más que recomendables. 

Si te interesa, aquí te dejamos las que para nosotros son las mejores VPN para geobloqueos de la actualidad tras analizar decenas de ellas. Si quieres ir al grano, NordVPN o Surfshark son las mejores en relación calidad/precio con diferencia.

2. Proxys: una opción sencilla, pero con riesgos

Un proxy también es capaz de ocultar tu dirección IP y por lo tanto saltar los geobloqueos, pero tienen mucho más riesgo de fallo que las VPN, y además pueden dejar un rastro de datos que haga que la web acabe detectando igualmente tu ubicación tras varios usos.

La principal diferencia entre un servicio proxy y una red privada virtual es que esta última protege toda tu conexión. Mientras tanto, un servicio proxy funciona sólo en aplicaciones específicas, como tu navegador o el cliente BitTorrent.

3. Smart DNS

Vamos con la última opción recomendada, las Smart DNS. El uso de Smart DNS es similar a los servicios proxy (o mejor dicho, es un proxy de diferente tipo). 

Esencialmente, te permite usar un DNS diferente (Sistema de Nombres de Dominio) al que te proporcionó tu ISP, tu proveedor de internet. La principal diferencia entre un proxy normal y un Smart DNS es que este último solo desviará parte de tu tráfico. Lo bueno, es que puedes conseguir velocidades de conexión más rápidas que con los proxys o los VPN. Lo malo, es que un Smart DNS no utiliza conexiones cifradas y por lo tanto, nuestra información no viajará de forma segura.

Por qué hay contenidos restringidos por ubicación

Hemos llegado hasta aquí y aún no hemos abierto el melón de fondo sobre por qué existen los geobloqueos, con lo mágico que es internet y su capacidad de transmisión a todo el mundo. Por qué no solo en plataformas extranjeras sino también en webs tan globales como Youtube o Facebook me salen mensajes como “este contenido no está disponible en su ubicación” o “este vídeo incluye contenido que ha sido bloqueado en tu país”.

Bueno, el principal motivo son los derechos de autor y los derechos de transmisión, especialmente cuando hablamos de contenidos como series o eventos deportivos en streaming que han firmado con cada país la cesión en exclusiva.

El problema está cuando desde nuestro país no tenemos acceso a un contenido al que de ninguna manera legal podemos acceder. Series nuevas, herramientas recién lanzadas, competiciones deportivas que no tienen interés en nuestro estado y que por lo tanto ninguna cadena ha comprado. ¿Por qué hay geobloqueo en estos casos? Bueno, pues de nuevo porque los propietarios de esos derechos se reservan por si acaso en el futuro sí que tienen interés.

Otras ocasiones en las que existen geobloqueos es en e-commerce o tiendas y servicios electrónicos. Tiendas online que no venden los mismos productos según el país, o casos mucho más perniciosos para los usuarios, como las webs de compra de vuelos u hoteles.

Pongamos un ejemplo: si quieres comprar un vuelo Tailandia-España, es muy posible que el vuelo al ser comprado desde una IP española sea más caro que desde una IP Tailandesa. ¿Por qué? Políticas de precios. Las aerolíneas compiten por rango de precios por países, y suceden este tipo de cosas. 

En casos como este, de nuevo una VPN es la mejor opción para comparar precios.

Por último, también hay motivos de geobloqueo directamente porque el país desde el que nos conectamos no quiere que accedamos a según qué webs, algo que por desgracia se da mucho en estados de dudosa o nula calidad democrática. Aquí ya, como vemos, no hablamos de ‘dramas del primer mundo’ como no poder ver una serie.

¿Es legal el geobloqueo? 

Pero ¿es todo esto legal? El bloqueo en internet por localización es una de esas áreas grises donde no acaba de quedar nada del todo claro.

En el caso de los derechos de transmisión, es evidente que existen leyes que si un contrato se ha firmado para que algo solo se reproduzca para unos países concretos, es así y ya está. Pero hay otros como el tema que comentábamos de los e-commerce y los precios de servicios como aerolíneas que no está tan claro. En este sentido, en la Unión Europea por ejemplo se está avanzando para que cada vez haya menos geo-bloqueos.

Ver TV sin geobloqueo

Entramos en la última casuística en la que el geobloqueo a veces fastidia demasiado. Pongamos que estás de viaje y quieres ver tu serie o programa favorito, que echan un día a la semana en una televisión en abierto de tu país de origen. ¿No hay motivo por el que no deberías poder verlo, verdad?

Pues por desgracia sí. Muchas televisiones, aunque sean en abierto, limitan su programación también por geobloqueo. En España por ejemplo pasa que no puedes ver Telecinco fuera de España, uno de los canales más populares, e incluso su plataforma de streaming Mitele geobloquea sus programas para el extranjero.

Esto es un problema, más que nada porque al ser una tv en abierto y nosotros consumidores locales no se incurre en nada ilegal, ¡Simplemente queremos ver la tele!

Para solucionar esto existen lo que se denominan listas IPTV que no deja de ser un protocolo para ver TV por internet, a veces también llamadas “listas m3u” o m3u8, y hay muchas por internet.

Para acceder a estas listas de forma remota a veces hay que usar herramientas como Kodi o VLC. El problema es que hay plataformas de IPTV legales, otras alegales, otras que son directamente ilegales, y otras que, en el peor de los casos, contienen malware que infectarán nuestros dispositivos.

Aquí de nuevo, para saltarse los bloqueos, lo mejor es acceder a una VPN y disfrutar de los contenidos con completa seguridad, ahorrándonos disgustos de cualquier tipo.

Mejores proveedores VPN
NordVPN
9.6 / 10
Garantía de reembolso de 30 días
Cifrado de grado militar
Excelente soporte
Surfshark VPN
9.4 / 10
Cifrado sólido
Excelente rendimiento
Conexiones simultáneas ilimitadas

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Todavía no hay comentarios Sin comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Share
Thanks for your opinion!
Your comment will be checked for spam and approved as soon as possible.