Los proveedores de servicios de Internet (ISP, sus siglas en inglés) son una parte vital de la infraestructura del mundo online. Nos guste o no, prácticamente todos tenemos que pasar por un ISP para navegar por la web, ver películas de Netflix y enviar correos electrónicos. Pero, ¿sabes por qué o cómo ocultar la actividad de Internet del monitoreo del ISP?

¿Qué tan privada es la información que envías a través de tu proveedor de servicios de Internet? Hay razones relevantes para proteger de tu ISP el historial de navegación. La buena noticia es que con las redes privadas virtuales (VPN, el acrónimo en inglés), y otras herramientas de seguridad, puedes ocultar la actividad de Internet de las compañías de ISP fácilmente, y así asegurarte de que nadie pueda bloquear tu decisión.

¿Por qué ocultar a tu ISP tu actividad en Internet?

Antes de explorar cómo ocultar la actividad de Internet del ISP, deberíamos hablar de por qué es una buena idea no dar información sobre tus hábitos de navegación.

A simple vista, tu proveedor de servicios de Internet parece ser un actor neutral. Todo lo que hacen es proporcionar ancho de banda para tu conexión personal y canalizar los datos donde deben ir, ¿verdad? Bueno, este es sólo un pequeño pedazo del pastel…

Detrás de las normas de privacidad del ISP

En el mundo real, puede haber muchas buenas razones para ocultar a un ISP el historial del navegador. Por un lado, los ISP se han visto atrapados en el acto de recopilar datos de los usuarios para venderlos a terceros. Si no quieres ser mercantilizado para el beneficio de otra persona, ocultar tu identidad es una buen paso.

Pero hay problemas de privacidad más fundamentales. Tu ISP está en una posición privilegiada en lo que respecta al rastreo de la actividad del usuario. Sólo pregúntale a tu ISP por tu historial de Internet y obtendrás lo pedido (si tienes suerte).

Pueden saber qué sitios visitas, cuánto tiempos pasas allí, si transmites datos y el tipo de aplicaciones que descargas y utilizas.

Eso es mucha información. ¿Y si el gobierno exigiera esa información confidencial? ¿Confías en tu ISP para temas de privacidad?

Cómo ocultar a tu ISP tu actividad de Internet

Si deseas ocultar a un ISP los datos de transmisión o de Internet, existen dos formas principales de hacerlo: Tor y Redes Privadas Virtuales (VPN). Ambos tienen sus puntos fuertes y débiles. Algunas personas optan por tener ambos métodos a su disposición, aunque, como veremos, las VPNs tienden a ser las más fáciles de usar de las dos.

1. Uso de Tor para bloquear la vigilancia y la recolección de datos de un ISP

Tor (o “the Onion Routing”, en inglés) se ha hecho famoso como una forma de ocultar tu actividad en línea, y es una forma comprobada de evitar mostrar tu actividad de Internet a los fisgones del ISP.

Básicamente consiste en una red global masiva e interconectada de relés. Estos relés intercambian datos continuamente, lo que hace que sea prácticamente imposible rastrear su origen o a qué se han unido.

Se debe acceder a esta red a través de un cliente Tor, que cifra los datos y los envía a través de la red de ‘routers de cebolla’ (Onion Routers). Es importante destacar que cada paquete está protegido por múltiples capas de cifrado, que se “desprenden” como una cebolla (de ahí el nombre) a medida que los datos rebotan alrededor de los relés.

Todo esto significa que las direcciones IP de los usuarios permanecen seguras y es muy difícil determinar dónde se originaron los datos. Desde la perspectiva de un ISP, las posibilidades de seguimiento de sus usuarios son casi nulas, al menos cuando inician sesión en un cliente Tor.

Pero hay algunas desventajas. Si bien Tor puede proteger el historial de navegación de las manos de los ISP, no funciona de manera brillante con los sitios protegidos por CloudFlare (una parte considerable de las ubicaciones de la web). Y sólo puedes usar Tor con el navegador Tor, por lo que muchas actividades de la web quedan excluidas.

Es ideal para cuando quieres impedir que el personal del ISP sepa por dónde navegas, pero no es la mejor solución para los usuarios de todos los días.

2. Protege la actividad en Internet del seguimiento del ISP a través de VPNs

La alternativa a Tor es usar una Red Privada Virtual. Las VPNs son un poco como Tor en una escala más pequeña, ya que funcionan cifrando la información mediante protocolos seguros, para luego envolver esta información en “túneles” desde las computadoras de origen a las de destino.

No son tan seguros como Tor, y pueden ser propensos a la filtración de DNS, mientras que algunos proveedores de VPN de menos reputación podrían actuar como un ISP y recopilar tus datos, así que elige sabiamente.

Sin embargo, las VPNs son excelentes para engañar a los ISP. Cuando utilizas una VPN, tu proveedor de servicios de Internet no verá el tráfico proveniente de la dirección IP de tu hogar. Sólo verán el tráfico aleatorio que emana de un servidor distante. Y como las VPNs se pueden aplicar a todo el tráfico web, son excelentes herramientas para ocultar la transmisión y garantizar la privacidad si te gusta descargar torrents.

¿Puedo acceder a Internet sin un ISP?

A estas alturas, es posible que se te haya ocurrido la pregunta: ¿puedes iniciar sesión en Internet sin un ISP? Si fuese así, todo el problema de proteger tu actividad en línea sería mucho más simple. Pero, desafortunadamente, es sólo un sueño. La realidad es que es casi seguro que no te puedas conectar a Internet sin un ISP.

Pero, espera, ¿por qué “casi seguro”? Eso es porque hay una excepción importante a la regla. Si utilizas redes remotas de Wi-Fi como las que se encuentran en bibliotecas públicas, cafeterías o aeropuertos, no necesitarás navegar a través de un ISP. En lugar de iniciar sesión a través de una cuenta a tu nombre, estas redes te permiten acceder a Internet sin la participación del ISP.

En estos casos, puedes usar la mayoría de las VPNs para agregar una capa adicional de seguridad, y no hay necesidad de preocuparse por que un ISP recopile tus datos. Así que sí, puedes conectarte a Internet sin que un ISP desempeñe ningún papel. Sólo recuerda que las VPNs también pueden recopilar datos, por lo tanto, échale un vistazo a las reseñas y elige un proveedor de alta calidad.

Elige el camino correcto

Si estás preocupado por la privacidad del ISP, probablemente haya una buena razón. Sólo intenta pedirle a un ISP información sobre el historial de Internet y verás a qué nos referimos. Aunque saben exactamente dónde has estado, es probable que no te lo digan.

Entonces, ¿por qué confiar en estas organizaciones? En lugar de cambiar la forma en que navegas, ahora sabes cómo ocultar la actividad de Internet de los intrusos del ISP, con redes VPN, Tor o Wi-Fi.