Si alguna vez se te ha colgado la conexión a internet cuando estabas a punto de derrotar a un oponente en un juego online, sabes la frustración que provoca tener una conexión inestable

¿Cómo evitarlo? Una solución es cambiar las DNS por defecto por una DNS pública. Así, la conexión de tu consola funcionará algo más rápido, y además mejorarás la estabilidad y protegerás tu privacidad, ya que tu proveedor de internet no podrá ver lo que haces. 

Una opción fácil y rápida, sobre todo si tienes problemas de conexión con la PS4, la Xbox One o la Nintendo Switch. Te enseñamos cómo cambiar los DNS a direcciones públicas con mejor rendimiento de manera rápida y sencilla.

Qué es un DNS y para qué sirve 

El DNS es la herramienta que traduce el nombre de la página web (ejemplo: google.com) a la que quieres acceder en la dirección IP adecuada del servidor (por ejemplo, 216.58.204.110) donde está alojada esa web. Por defecto, ese proceso de traducción lo hace directamente tu proveedor de internet (ISP), y por eso puede ver todas las páginas que visitas.  

¿Por qué cambiarlo entonces? 

  • Para empezar, los DNS públicos son más rápidos. La mejora no es estratosférica, pero puede marcar la diferencia al jugar online, donde la precisión en los movimientos puede ser determinante para ganar una partida. 
  • Con un DNS también conseguirás una conexión más estable, con lo que reducirás el riesgo de caerte durante una partida online. Así podrás jugar sin interrupciones y sin miedo de que se te cuelgue la conexión en el momento menos oportuno. 
  • Además, con lo que este recibe la información de las páginas web que visitas, utilizar un DNS público te ofrecerá una capa extra de privacidad ya que, si no los cambias, tu proveedor de internet recibe la información sobre todas qué webs y qué servidores de juegos utilizas, ya que anota en un registro qué IP has pedido que te traduzca.  
  • Algunos de los DNS públicos tienen también funciones avanzadas que te protegen contra amenazas como el phishing y los hay que permiten al usuario crear filtros de control parental para evitar que los menores puedan acceder a páginas con contenido inadecuado. 
  • Por último, pueden permitirte sortear algunos bloqueos geográficos, aunque ten en cuenta que no son la mejor herramienta para ocultar tu ubicación mientras navegas. ¿Por qué? El DNS es un protocolo sin cifrado, al contrario que las VPN, que sí encriptan tu tráfico y te permiten contactarte a internet desde el país que desees. Si lo que te importa es ocultar tu conexión, la VPN para PS4, Xbox o Switch será más efectiva que el DNS. Por lo tanto, si quieres jugar online y mantener tu privacidad en línea, debes considerar hacerte con una VPN.

No te pierdas nuestros posts sobre los mejores servicios VPN, así quieras optar por uno gratuito como de pago.

Cómo elegir el mejor DNS para PS4, DNS Xbox o DNS para Nintendo Switch

Existe una multitud de servicios de DNS públicos, y muchos son gratuitos, pero no todos son iguales. A continuación, te contamos cuáles son los servicios más populares por su velocidad y su privacidad y te facilitamos una lista de otros servicios de DNS que puedes probar. 

Cloudfare

El más rápido es el 1.1.1.1 de Cloudflare. Sus creadores aseguran además que su servidor preserva la privacidad, ya que Cloudflare no guarda información sobre las páginas que visitan los usuarios de sus DNS. Según dicen, contratan a auditores externos para certificar que eso es así. “Sinceramente, no nos importa lo que haces en internet —no es asunto nuestro— y hemos dado los pasos técnicos para asegurarnos de que no podemos hacerlo”, declaran en su web.

En tu consola, introduce: 

DNS Principal: 1.1.1.1

DNS Alternativo: 1.0.0.1

Google

Otro de los DNS considerados como más rápidos es el de Google. En cuanto a su privacidad, la compañía de Mountain View dice que la información que almacena nunca permite identificar a un usuario concreto y que todos los registros de peticiones de webs que resuelve se borran a las 24 horas, y que no vende estos datos a terceros. 

En tu consola, introduce: 

DNS Principal: 8.8.8.8

DNS Alternativo: 8.8.4.4

OpenDNS

Otros servicios se centran en el aspecto de la seguridad. OpenDNS de Cisco es uno de los mejores servicios para protegerse de ataques de hackers, y además bloquea los sitios que tratan de robar tu identidad a través de phishing. Este servicio incluye además la posibilidad de introducir controles parentales y filtrar contenido para adultos por defecto.

En tu consola, introduce: 

DNS Principal: 208.67.222.222

DNS Alternativo: 208.67.220.220

Quad9

Otro de las opciones centradas en la seguridad es Quad9, una organización sin ánimo de lucro que tiene detrás a IBM. El servicio bloquea dominios maliciosos, ya sean sitios de phishing o que puedan contener malware. Según explican en su página web, IBM cuenta con 19 socios que proveen una lista de sitios peligrosos que Quad9 bloquea por defecto.  

Cómo cambiar los DNS en la consola

Reemplazar el DNS por defecto de tu proveedor de internet por uno público no puede ser más sencillo. Solo tienes que introducir las direcciones IP del servicio que elijas en las opciones de configuración de tu consola. A continuación, te contamos paso por paso cómo hacerlo, ya tengas la Play Station 4, la Xbox One o la Nintendo Switch. 

Cambiar los DNS en Play Station 4

  1. Entra en Ajustes 
  2. Seleeciona la opción Red > Configurar conexión a internet.
  3. Entonces, elige entre WiFi o cable, en función de cuál sea el modo de conexión de tu consola a internet. Selecciona la opción Personalizar
  4. Verás una serie de xxx. Mantén la opción Dirección IP tal y como está (en automático). En DHCP seleccionamos la opción No especificar.
  5. Busca Ajustes DNS, y accede a modo manual.
  6. En este punto podrás ver que hay dos direcciones de DNS que puedes modificar: la primaria y la secundaria. Ahí es donde tendrás que introducir las direcciones del servidor elegido del listado de arriba. Por ejemplo, introduce los datos de Cloudflare, una de las más recomendables: 1.1.1.1 como DNS primera y 1.0.0.1 como secundaria. 
  7. Puedes dejar las siguientes opciones del menú tal y como están: MTU en automático y Servidor proxy en no usar. 
  8. Por último, reinicia la consola para que se ejecuten los cambios.

Cambiar los DNS en Xbox One 

  1. En panel lateral desplegable selecciona Toda la configuración.
  2. Entra en Red > Configuración de Red
  3. Ahora pulsa en Configuración Avanzada, elige Configuración DNS y selecciona Modo Manual.
  4. Aquí es donde hay que introducir las direcciones de DNS primario y secundario que quieras. Si optas por Cloudflare: 1.1.1.1 y 1.0.0.1. Pulsa Continuar.
  5. Accede a Estadísticas Detalladas de la Red para comprobar que la conexión funciona correctamente y que las nuevas DNS están activas.
  6. Y para terminar, siempre es recomendable reiniciar la consola, aunque no lo pida.

Cambiar los DNS en Nintendo Switch

  1. Pulsa en el símbolo de la tuerca para entrar en la configuración de la consola.
  2. Selecciona Internet > Configuración de Internet
  3. Ahora escoge entre WiFi o cable, en función de la manera en que tu consola esté conectada a internet
  4. Entonces entra en Modificar los Ajustes > Configuración DNS. Ahí, escoge el Modo manual.
  5. En esta pantalla es cuando se introducen las direcciones DNS que queramos utilizar, tanto primaria como secundaria. Por ejemplo, para Cloudflare 1.1.1.1 y 1.0.0.1. Ten cuenta que la Switch muestra las direcciones en grupos de tres cifras, así que tendrás que ponerlo como 001.001.001.001.
  6. Pulsa en Guardar y reinicia la consola.

Otras alternativas de DNS

  • Norton ConnectSafe: 199.85.126.10 y 199.85.127.10
  • Comodo Secure DNS: 8.26.56.26 y 8.20.247.20
  • Verisign: 64.6.64.6 y 64.6.65.6
  • FreeDNS: 37.235.1.174 y 37.235.1.177
  • UltraDNS: 156.154.70.1, 156.154.71.1