Diferencias entre DNS gratis y VPN con DNS privados: cuál elegir

Actualizado el: enero 20, 2021
dns server

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Una gran mayoría de los usuarios de internet siguen navegando por la red como si fueran desnudos, sin preocuparse en nada por su privacidad o quién puede estar accediendo a sus datos. Por suerte, cada vez hay más usuarios concienciados con estos temas, para los que la búsqueda de una solución por medio de servidores DNS o una VPN es una decisión importante.

Vamos, que si estás leyendo esto, seguro que estás preocupado por tu privacidad y dejar tus datos de conexión para ti mismo, y eso ya es un paso importantísimo.

En las siguientes líneas vamos a hablar de manera sencilla sobre las virtudes y las debilidades de los servidores DNS gratuitos, privados, las llamadas ‘SmartDNS’ y sus diferencias con los servicios VPN.

Si no tienes mucho tiempo para leer, te adelantamos que, aunque trabajar con DNS propias ya te lleva un paso más adelante sobre la inmensa mayoría de usuarios en materia de privacidad, no son ni de lejos tan seguras como navegar con un buen servicios VPN, que sí que encripta y protege todos tus datos. Aquí te dejamos una lista de los mejores VPN que hay en el mercado ahora mismo testados por nosotros si con esta introducción has tenido suficiente.

Ah, que quieres saber más, ¡pues vamos allá!

Qué son las DNS

Empecemos por el principio. Las DNS (Domain Name System) es uno de los sistemas que sirven como columna vertebral de internet. En la práctica los DNS son una base de datos que hace que para acceder a una web en concreto no tengamos que escribir números como 11.0004.5043, sino que podamos acceder cómodamente a través de nombres de dominio como Google.com o VPNpro.com.

Este proceso por el cual internet y los DNS funcionan ocurre de forma simplificada así: cuando tu dispositivo hace una petición a internet para acceder a una web, lanza esa petición con su IP. Después se recoge esa petición y la traduce buscando en su base de datos en qué servidor DNS está alojada esa web, y te la muestra. Es, como si dijéramos, un código de referencias.

Cuando contratamos internet con una empresa de telecomunicaciones, ellos te asignan tus DNS en el router.

¿Qué significa esto? Para empezar, significa que tu proveedor de servicios de Internet puede ver exactamente qué sitios web visitas y también puede hacerlo cualquier otra persona que intercepte los paquetes de datos en los que se divide cualquier archivo, petición o comunicación que lancemos a internet, por ejemplo, con algo tan simple como mandar un correo electrónico. 

El receptor de los paquetes, que suele ser el servidor de destino, también puede ver claramente tu ubicación junto con una lista de otros datos sobre su dispositivo y su conexión a Internet.

Esto se puede evitar con distintos niveles de seguridad o bien conectándote a otros DNS públicos o privados (de pago), o bien con una VPN.

Diferencias servidores DNS gratis o públicos, servidores DNS privados y SmartDNS

Por lo general, tu proveedor de servicios de Internet será el proveedor de DNS predeterminado, pero puedes especificar tu propio servicio de DNS preferido, lo que nos hará navegar bajo lo que se conoce como ‘modo DNS privado’. 

Google tiene una DNS muy popular, que a la gente le gusta gracias a lo rápido y confiable que es. Otros DNS gratis son por ejemplo CloudFlare u OpenDNS, aquí puedes consultar una lista más completa.

Luego están los DNS privados o premium, que son servicios que te ofrecen sus servidores para cambiar tus DNS a cambio de mayor seguridad y de un pago de dinero.

Y por último están los SmartDNS o DNS “Inteligentes”, que son servicios que toman la dirección simple de un sitio web y la traduce a la dirección IP específica del servidor al que te tienes que conectar, con el objetivo también de lograr una mayor seguridad. El apellido que se le pone de ‘inteligente’ se refiere a que se puede configurar para que sea más selectiva. Por lo tanto, sólo enmascarará tu ubicación para una lista específica de sitios web. Dejando los sitios de los que no quieres ocultar tu ubicación sin que se vean afectados.

En el aspecto práctico, se puede utilizar una SmartDNS o cambiar tus DNS a unas públicas o de pago para camuflar tu dirección IP, de modo que para el servidor receptor parezca que estás en un lugar distinto de tu ubicación real. Esto es útil para evitar bloqueos de conexión que nos imponen nuestras propias teleoperadoras al meternos en sus routers sus propias DNS. Por ejemplo, si te conectas desde España a una web que tu operadora ha decidido que no puedes visitar por temas de derechos.

Qué es una VPN y sus DNS privadas

Con respecto a las VPN (Redes Virtuales Privadas), estas se tratan de unas herramientas que protegen todo nuestro tráfico y los datos que contienen desde que salen de nuestro dispositivo hasta que llega al servidor de destino, que muchas veces es propio de la empresa que gestiona la VPN.

Con esto se consigue que tanto nuestra IP, como nuestra ubicación, como nuestros datos queden protegidos, asegurándonos una navegación anónima.

En los últimos años muchas empresas usan VPNs para proteger sus redes de ataques, pero también usuarios particulares para saltarse bloqueos regionales en páginas web, descargar torrents de forma segura, o simplemente proteger su privacidad de hackers, ataques y filtraciones.

Aunque hasta hace poco VPN y DNS era cosas que solían ir por separado, y que los usuarios más avanzados debían configurar de forma independiente, ahora son muchos los servicios de VPN que incluyen soluciones de DNS propias o híbridas.

Son los llamados VPN con DNS privados que ofrecen por ejemplo herramientas como NordVPN o ExpressVPN, asegurando así que además de las protecciones de tu tráfico no se puede producir ninguna filtración de DNS, lo cual sería un dominó de privacidad que podría afectarnos mucho más.

VPN vs. DNS: diferencias y similitudes

Un software antivirus puede proteger al servidor DNS

Aunque las tecnologías son muy diferentes, desde la perspectiva del usuario, las VPNs y la tecnología de DNS tienen algunas similitudes en lo que se refiere a lo que realmente se puede hacer con ellas. Específicamente, puedes usar ambas tecnologías para ‘engañar’ a un sitio web o servicio haciéndole creer que estás en un lugar diferente.

Esto te permite evitar el geobloqueo como comentábamos, como cuando alguien sólo ha puesto un vídeo a disposición de las personas que viven en una parte determinada del mundo, o quieres acceder a contenidos de plataformas con sus catálogos para otros países.

Esto funciona con las VPNs, porque el servidor VPN al que estás conectado es lo que ve el sitio objetivo. Si ese servidor está en los EE.UU., entonces parece que tú también estás en los EE.UU. La mayoría de los servicios VPN te permiten elegir exactamente en qué lugar debería estar tu servidor VPN, permitiéndote efectivamente elegir una región en la que aparecer.

Un SmartDNS o conectarnos a una DNS gratis pública intercepta el tráfico de para hacer creer que estás en otro lugar. Luego hacen que aparezca también como si estuvieras ubicado en la región de tu elección.

Esa es la medida en que estas tecnologías son similares. Sin embargo, la lista de diferencias es mucho más larga.

Los límites de los servidores DNS más seguros

La primera y más importante diferencia que debes tener en cuenta es que un DNS no ofrece la protección de privacidad que tiene una VPN. Tu tráfico web no tiene encriptación adicional y tu ISP y cualquiera con quien trabaje puede ver fácilmente lo que estás haciendo si no cambias tu DNS, pero si la cambias… sigue habiendo riesgos.

El único propósito del DNS alternativa o una DNS inteligente es falsificar tu ubicación para sitios web muy específicos. Así que puedes imaginar que sería una mala idea usarlo en WiFi público o mientras visitas sitios que preferirías que otras personas no conocieran.

Entonces, ¿por qué usar una DNS pública o gratis? Bueno, esto nos lleva a otro importante conjunto de diferencias. Una DNS funcionará a nivel de router (cubriendo todos los dispositivos conectados) en cualquier red que te permita especificar qué DNS quieres usar. 

Una VPN, por otro lado, protege todos los dispositivos en los que ejecutas el software cliente de la VPN. En otras palabras, protección estés donde estés.

Por el contrario, las VPN pueden afectar un poco a la velocidad de tu navegación, pero las soluciones más punteras ya han mejorado esto precisamente con el uso de sus DNS propias.

Por qué elegir una VPN sobre un servidor DNS

Si lo único que quieres es camuflar tu IP, entonces un DNS gratis alternativo es una gran opción. Suelen ser menos costosos que una VPN, más fáciles de configurar y no requieren un hardware especial si quieres cubrir toda tu casa.

Por su parte, si te importa de verdad estar seguro, las VPN son una de las herramientas de protección de la privacidad más potentes que puedes obtener

Eso es todo lo que necesitas saber para tomar una decisión consciente entre una VPN o una DNS gratis alternativa. Ambas son grandes herramientas cuando se usan para los propósitos correctos, pero como puedes ver que son en realidad tecnologías totalmente diferentes.

Mejores proveedores VPN
NordVPN
9.6 / 10
Garantía de reembolso de 30 días
Cifrado de grado militar
Excelente soporte
Surfshark VPN
9.4 / 10
Cifrado sólido
Excelente rendimiento
Conexiones simultáneas ilimitadas

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Todavía no hay comentarios Sin comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar
Share
Share
Thanks for your opinion!
Your comment will be checked for spam and approved as soon as possible.