Cifrar los datos y las conexiones que se realizan desde el ordenador es una opción cada día más popular entre los usuarios que quieren mejorar la privacidad y la seguridad. Sin embargo, todavía no sucede lo mismo con el teléfono móvil, lo que no deja de ser curioso dado que cada vez utilizamos más este tipo de dispositivo para la actividad online, incluidas transacciones bancarias o compras por Internet. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para proteger de manera adecuada: tanto los datos que almacenas en tu teléfono móvil como las conexiones que realizas con él.

Debes saber que hay distintos aspectos de tu dispositivo que se pueden cifrar

  1. Por un lado, están los datos almacenados en la memoria interna del teléfono, los datos de la tarjeta SD y los datos guardados en tus copias de seguridad en la nube o en el ordenador. 
  2. Por otro lado, están las conexiones que realizas, que incluyen tanto llamadas telefónicas, envío de SMS y de mensajes de chat, así como todas las consultas que realizas online tanto en el navegador como en las distintas aplicaciones que tienes instaladas en tu móvil, que se traducen en metadatos muy jugosos para las grandes empresas.

Hay varias maneras de encriptar toda la información de tu teléfono móvil y, a continuación, te vamos a explicar todas ellas, con sus pros y contras. Eso sí, te adelantamos ya que la fórmula más completa incluye el uso de una Red Privada Virtual o VPN (Virtual Private Network, en sus siglas en inglés). Se trata de la solución que te ayuda a proteger tanto los archivos almacenados en tus dispositivos (no solamente en tu móvil) como los metadatos que generas en tu actividad digital, así como las llamadas y mensajes enviados a través de Internet.

Pros y contras de un móvil con cifrado o encriptado

Encriptar los archivos del dispositivo móvil puede interesarte si manejas documentos que requieren confidencialidad. Por ejemplo, documentos de identidad, de propiedad o patentes. También es una buena opción si quieres que tus fotografías y vídeos estén a salvo de cualquier mirón que pueda acceder a tu teléfono con malas intenciones. Hay distintas formas de cifrar los archivos del teléfono móvil y, además, depende de si se tiene un teléfono Android o iOS.

Encriptar iPhone iOS

En el caso de utilizar un móvil iPhone o una tablet iPad, la mejor manera de encriptar los datos del teléfono es configurar Touch ID. Se trata de una funcionalidad que incluyen todos los teléfonos iOS de forma nativa desde el año 2014. Tan solo se necesita introducir una contraseña de cuatro dígitos. Para encriptar iPhone o iPad, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Acceder a Configuración (o Settings).
  2. Seleccionar Touch ID & Contraseña (o Touch ID & Passcode). Si el dispositivo es antiguo y no tiene lector de huellas, hay que seleccionar simplemente “Passcode”.
  3. Hacer clic en la opción Activar Contraseña (Turn Passcode One).
  4. Introducir una contraseña fuerte. Es vital evitar códigos como “1234”.

Encriptar o cifrar teléfono Android

En el caso de utilizar un móvil Android, la operación para cifrar android es parecida:

  1. Acceder a Configuración (Settings).
  2. Seleccionar Seguridad (Security).
  3. Hacer clic en Encriptar teléfono (Encrypt phone).

Conviene tener en cuenta que encriptar dispositivos Android tiene algunos inconvenientes. Uno de ellos es que los pasos a seguir para realizar la operación varían dependiendo de la marca de hardware del fabricante. Esto no es un grave problema, pero sí hay que saberlo para evitar dar pasos en falso. Pero el mayor inconveniente es que una vez hayas encriptado archivos Android no podrás deshacer la operación

Es decir, el cifrado del teléfono no se puede deshabilitar mediante la configuración de los Ajustes. La única manera de revertir la acción es restaurar el teléfono a estado de fábrica, lo que supone perder totalmente los datos almacenados. A esta desventaja se suma el hecho de que el rendimiento y la velocidad de funcionamiento del dispositivo se puede ver afectado tras encriptación, sobre todo si se trata de un smartphone antiguo. 

Por lo tanto, quitar cifrado Android es una tarea verdaderamente compleja, muchas veces imposible.

VPN, la solución global que protege archivos y conexiones

Como en Android no se puede deshacer la encriptación sin perder datos, es importante realizar antes una copia de seguridad de los mismos, por si finalmente se ve que es mejor optar por otras alternativas, como por ejemplo la instalación de una VPN. 

Este es uno de los principales motivos por los que recomendamos utilizar una VPN para encriptar el teléfono. Y no es el único. Una VPN blinda todo el teléfono, tanto archivos como conexiones, y da la opción al usuario de proteger también otros dispositivos como ordenadores y tablets

Al final, se trata de mejorar la seguridad en todo el entorno informático, no solo en uno de los aparatos. Es decir, con la instalación de una VPN fiable -las gratuitas son desaconsejables, pues no protegen realmente y es probable que sus propietarios vendan tus datos a terceros- te aseguras de que nadie puede acceder a tus archivos multimedia y tampoco a datos (o metadatos) como el lugar desde el que te conectas, el historial de páginas visitadas o el de archivos descargados.

mobile vpn

Al instalar una VPN en tu teléfono móvil, lo que haces es conectarte a Internet a través de una dirección IP diferente a la tuya real. Por tanto, quedas protegido también ante posibles usos maliciosos de un tercero que quiera acceder a funcionalidades como tu cámara o a tu micrófono. De igual modo, te puede interesar utilizar una VPN en tu teléfono o tablet para acceder a servicios que están bloqueados en España o en el país en el que te encuentres. En lugar de conectarte a Internet a través de un ISP local (Proveedores de Servicio de Internet), puedes elegir hacerlo a través de otro proveedor de otro país en el que la conexión que pretendes realizar sí está permitida.

Por todo ello, optar por una VPN es la opción más completa para mantener tu teléfono móvil cifrado y seguro. Ahora bien, para obtener una protección total en el caso de las llamadas telefónicas, mensajes SMS y archivos almacenados en tarjetas SD y en la nube, necesitas complementar el uso de una VPN con otras recomendaciones. Estas limitaciones no tienen que ver con la potencia y capacidad de las VPN, sino con la propia naturaleza de la infraestructura tecnológica. Te explicamos a continuación por qué esto es así y cómo protegerte al 100% (o casi).

Límites de las VPN: encriptar llamadas, encriptar e-mail y de tarjetas SD

Las llamadas de telefonía móvil y los mensajes SMS se realizan a través de redes GSM (Global System for Mobile communications, en inglés) que, en principio, no se pueden proteger mediante cifrado VPN. La mejor alternativa para poder realizar llamadas telefónicas de manera segura es hacerlo a través de tecnología VoIP. Se trata de conexiones que se realizan mediante una aplicación que se conecta a Internet y que cifra la información de extremo a extremo para que solamente los dos interlocutores interesados tengan acceso a ella. Elegir una app que garantice esta protección de punto a punto es fundamental, pero es que además el uso de una VPN por parte de los dos hablantes cifra por completo las comunicaciones por VoIP.

Lo mismo sucede con los mensajes de texto. Si se opta por utilizar aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Telegram (asegurándose de usarla en modo encriptado) o Signal para enviar y recibir mensajes cortos, una VPN contribuye a reforzar la seguridad que ya ofrece de por sí la tecnología de cifrado de extremo a extremo de estas aplicaciones.

En cuanto a los mensajes de correo electrónico, existen varias opciones para mantener seguras tus comunicaciones. Si utilizas clientes de correo como Outlook o Thunderbird, hay complementos que puedes instalar para cifrar tus mensajes con una clave GPG o PGP. Estos sistemas de criptografía son estándares aceptados internacionalmente. Sin embargo, su uso no está extendido entre los usuarios, por lo que de poco te servirá instalar estos complementos si no lo hacen también las personas con las que intercambias mensajes. Lo que sí te garantiza el uso de una VPN es que nadie pueda acceder a los mensajes que ya has descargado en la aplicación de correo electrónico instalada en tu teléfono móvil, sea éste Android o iPhone.

Por último, conviene tener en cuenta que los datos de la tarjeta SD -o microSD- del móvil están protegidos por la encriptación que ofrece una VPN siempre y cuando la tarjeta esté insertada en el teléfono. Ante una pérdida o robo del mismo, si una persona accede a tu tarjeta SD o microSD a través de otro dispositivo (otro móvil o un ordenador, por ejemplo) los datos dejan de estar protegidos. Lo mismo sucede con las copias de seguridad de tu teléfono móvil almacenadas en la nube, que tendrás que cifrar para mantener a salvo.

Como ves, pese a los avances que se están realizando en seguridad informática, todavía existen aspectos en los que se puede y se debe seguir mejorando. Desde VPNPro, aportamos nuestro grano de arena acercándote todo lo mejor de la tecnología VPN para que puedas ir adoptando la seguridad digital más avanzada del momento de una manera lo más sencilla posible.