Las redes privadas virtuales se utilizan extensamente para ocultar direcciones IP, acceder a redes remotas de forma segura, descargar torrents de forma anónima, transmitir contenido bloqueado geográficamente y mucho más. Muchas razones para empezar una nueva relación, ¿verdad?

Si estás aquí, estamos bastante seguros de que has explorado las opciones y las VPN gratuitas se han cruzado en tu camino. Probablemente te estés preguntando «¿es segura la VPN gratuita? ¿Debería confiar en ella?»

Permítenos dejarte algo claro: no existe un servicio gratuito en general. Operar una VPN requiere una gran cantidad de recursos, por lo que si no pagas en efectivo, ten la seguridad de que estarás pagando de otras formas que te costarán tu seguridad en línea o incluso la filtración de datos personales. Y nadie quiere eso, ¿verdad?

Los mayores peligros de usar servicios de VPN gratuitos:

#1 Registran y venden tus datos

Las VPNs mantienen ocultas las actividades que haces en Internet a los ISP y otros terceros interesados mediante el cifrado de tus datos, pero seguramente pueden rastrear todo por sí mismos. La mayoría de las VPNs de pago son muy estrictas con respecto a su política de registro. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los servicios gratuitos. Tienen que ganar dinero de alguna manera, ¿verdad? Por lo tanto, muchos proveedores de VPN gratuitos recopilan datos de los usuarios a través de sistemas de rastreo y los venden a compañías de marketing, publicidad y demás. Un estudio reciente (2016) realizado por la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés) investigó 283 aplicaciones VPN de Android (130 aplicaciones VPN gratuitas y 183 aplicaciones VPN gratuitas con servicios prémium) y descubrió que el 75% de ellas contenía algún tipo de seguimiento.

#2 Inyectan malware

Es uno de los peligros más comunes en las VPNs gratuitas. El malware viene en diversas formas, y su propósito principal es hacer dinero engañándote o pirateando tus dispositivos para robar información personal. Esto puede hacerse enviándote una solicitud de amistad o mensajes de chat de personas desconocidas, enviándote correos electrónicos no deseados o haciendo que tu dispositivo sea inaccesible.

#3 Roban el ancho de banda

Muchas Redes Privadas Virtuales gratuitas roban el ancho de banda de sus usuarios y lo venden a terceros. Las personas que utilizan tu ancho de banda robado a través de los servicios de terceros no pueden ser conscientes de que lo que están haciendo es algo fraudulento.

#4 Infringen el tráfico

Cuando tu dirección IP es filtrada del túnel de la VPN, hace que se revele tu información personal, ubicación física e identidad. Se llama filtración de DNS, que es muy común con las VPN gratuitas. Aunque las filtraciones de tráfico también pueden ocurrir al usar servicios VPN de pago, son mucho menos comunes.

#5 Presionan con anuncios molestos

Un proveedor de VPN gratuito puede descifrar fácilmente tu tráfico de Internet, así como modificarlo. Por lo tanto, páginas web específicas pueden tener su código descifrado para insertar anuncios adicionales en ellas.

La seguridad en línea es crucial. Si estás comenzando un viaje en el mundo de las VPNs y todavía no tienes ganas de ir a un servicio de pago, prueba con una VPN gratuita, pero piénsalo dos veces. Investiga a fondo y lee los términos y condiciones cuidadosamente.