Qué es y cómo funciona Google Classroom: ¿Es seguro para nuestros hijos?

Actualizado el: mayo 12, 2020

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Google Classroom se ha convertido en una de las plataformas más utilizadas para la educación online. Permite hacer prácticamente de todo: subir temarios, poner tareas a los alumnos, impartir clases por videollamada… Pero como todos los servicios de internet, conviene vigilar la seguridad y la privacidad de nuestros datos antes de usarla.

En las siguientes líneas te contaremos cómo se usa Google Classroom, qué se puede hacer y, lo más importante, qué garantías aporta sobre si es seguro para los alumnos que la usan y cómo podemos hacer que así lo sea.

No en vano, Google ya perdió un juicio por utilizar los datos que recolectaba de los alumnos con fines publicitarios. Aunque a raíz de este escándalo la compañía cambió sus políticas de privacidad, conviene estar ojo avizor.

Para esto, vigilar los datos y documentos que subimos a la herramienta y contratar una VPN para tener una conexión segura que nos prevenga de rastreos y de que nuestra información personal pueda acabar en malas manos, es fundamental. Sigue leyendo que ahondamos a fondo en si Google Classroom es seguro tanto para los datos de los centros, como de profesores y alumnos.

Qué es Google Classroom

Google Classroom es una herramienta creada por Google en 2014 que se ofrece dentro de su suite ‘Google for Education’ . La herramienta es completamente gratuita, y permite todo el potencial del gigante tecnológico para compartir documentos, lecciones, apuntes, hacer videoconferencias grupales o incluso poner y realizar deberes.

Por todo ello, Google Classroom se ha convertido en una de las plataformas más utilizadas para la educación a distancia online o eLearning, con cientos de centros adscritos que ya la están utilizando.

Como imaginarás, su uso y sus descargas han crecido aún más si cabe a raíz del confinamiento a causa de la pandemia por COVID-19, que ha obligado en muchos países a suspender las clases presenciales.

¿Cómo funciona?: breve tutorial de Google Classroom

Una de las características que ha hecho al software de clases a distancia de Google tan popular es precisamente su facilidad de uso. Para empezar a usarlo, si eres profesor, los centros deben unirse a ‘Google for Education’ rellenando un formulario que les dará acceso a todo el potencial de la plataforma.

Para los alumnos, es necesario contar con una cuenta de correo de Gmail para poder acceder. Ahí está una de las pegas que han puesto muchos: que Google obligue a crear una cuenta en sus servicios para su uso, aunque es cierto que esto permite también una integración mucho más sencilla.

El acceso a Google Classroom se puede hacer directamente desde su web o desde un dispositivo como teléfono móvil o tablet. Desde la opción que sea, lo primero que encontraremos es un formulario de registro o identificación donde tendremos que entrar con nuestra citada cuenta de Gmail, tanto para alumnos como para docentes.

Una vez logueados, Classroom nos ofrecerá dos opciones desde el botón + que aparece arriba a la derecha al lado de nuestra cuenta: 

Google Classroom crear

  • Para los profesores: si pulsamos en ‘Crear una clase’, nos pedirá que nos identifiquemos con la cuenta del centro educativo asociada a la suite de ‘Google for Education’. Una vez hecho esto, nos abrirá un formulario en el que podemos añadir los datos de la clase, como ‘materia’ o ‘aula’.
  • Para los alumnos: si pulsamos en ‘Apuntarse a una clase’, nos pide que pongamos la url o dirección web que nos habrá facilitado nuestro profesor para entrar.

Ya dentro, la interfaz vuelve de nuevo a ser bastante intuitiva. Se divide principalmente en las siguientes áreas:

Google Classroom trabajo de clase

  • Tablón: funciona como un muro de actividad donde puedes ver lo último que han hecho los alumnos o las tareas que ha marcado el profesor.
  • Trabajo de clase: aquí se recopilan los deberes, y el profesor puede asignar tareas concretas o incluso pequeños exámenes en forma de quiz.
  • Personas: aquí se guarda y aparece la información relativa a los alumnos inscritos y los profesores.
  • Calificaciones: como su nombre indica, el lugar en el que aparecerán las notas si el profesor pone alguna tarea puntuable.

La fuerza de Google Classroom como decimos es que todo está integrado con sus múltiples herramientas: compartir archivos desde Drive, programar actividades con Google Calendar o hacer videollamadas con Hangouts Meets, algo especialmente relevante y de lo que hablamos ahora.

¿Es seguro para los datos de nuestros hijos usar Google Classroom?

En principio las aplicaciones de videollamadas de Google deberían ser confiables, pero como hemos nombrado anteriormente, a veces han sido acusados de utilizar nuestros datos para sus intereses publicitarios.

Desde que perdiera el juicio por usar datos de alumnos para sus servicios publicitarios, Google ha hecho mucha más estricta su política de privacidad en Google Classroom, seguramente para poder presentarse ante el profesorado como una herramienta segura.

Ahora Google ofrece la posibilidad de, si el centro o el alumno quiere, descargar todos los datos de sus servidores, bien para traspasarlos a otra plataforma o para simplemente borrarlos completamente.

Sin embargo, las polémicas de privacidad a la que se enfrenta de forma recurrente Google, y el hecho de que los datos de nuestros hijos y alumnos pasen de una forma u otra por Google -aunque haya corregido su política para no usarlos en materia de publicidad- ha provocado que algunos docentes hayan expresados sus recelos sobre la plataforma en redes y en sus blogs personales.

Las videollamadas y su cifrado en Google Classroom

Para hacer una videollamada, en la que el profesor pueda dar clase y explicar la lección a distancia a los alumnos, Classroom nos conecta con sus aplicaciones para esta utilidad: Hangouts y Meets. A partir de ahí, el profesor puede calendarizar una llamada que reciben por notificación todos sus alumnos y a la que se podrán conectar a través de un enlace siempre y cuando estén logueados con la misma cuenta de Gmail que en Classroom.

Pero de nuevo la gran pregunta es: ¿Son seguras? Echando un vistazo a la letra pequeña de las herramientas de videollamadas de Google vemos que no usan el cifrado de extremo a extremo, el más seguro. Según la política de privacidad de Google, los datos solo se mandan cifrados entre el emisor y Google, lo que hace que no tengan todos los niveles de seguridad que podrían tener.

Cómo hacer seguro Google Classroom para nuestros alumnos e hijos 

Existen unos cuantos pasos muy sencillos que podemos seguir para hacer más seguro el uso de Google Classroom por parte de nuestros hijos y alumnos.

Una buena medida de cortafuegos puede ser crear una cuenta exclusiva en Google para el uso de la aplicación. Así evitaremos el cruce de datos y que la actividad del alumno se remita únicamente al ámbito educativo. Evitamos, en el que caso de que Google lo haga, que pueda cruzar esta información con otras como páginas que visitamos logueados con nuestra cuenta habitual o los correros personales o profesionales que enviamos con Gmail.

Por supuesto, la contraseña que usemos para esta cuenta, como todas, debe ser segura y no repetida con otros servicios, algo a lo que te puede ayudar un gestor de contraseñas. Aquí te explicamos qué son estos gestores y cómo usarlos.

Pero seguramente lo más eficaz que podemos hacer para utilizar Google Classroom con seguridad y sabiendo que nuestros datos están a salvo es usar una red VPN o red privada virtual.

Una VPN es una herramienta que ya está a la orden del día en muchas empresas y también a nivel particular. Funciona generando una capa extra de encriptación que protege todos nuestros datos desde que salen de nuestros dispositivos, creando lo que se conoce como un ‘túnel VPN’. Así estamos a salvo no solo de fallos de seguridad, sino también de que Google y otros servicios nos sigan con sus conocidas cookies de terceros o conozca nuestra información personal online.

Con una VPN conseguimos que usando Google Classroom, pero también cualquier otra aplicación online, nuestros datos estén protegidos de cualquier filtración y evita que puedan ser usados con malos fines. 

Aunque hace unos años instalar una red VPN era algo arduo, hoy es muy sencillo gracias al uso de clientes VPN que ofrecen esta capa segura por apenas unos euros al mes. Si quieres proteger a fondo la vida online de tus hijos o alumnos te explicamos de forma más amplia aquí cómo funcionan y los mejores VPN disponibles.

Mejores proveedores VPN
NordVPN
9.6 / 10
Garantía de reembolso de 30 días
Cifrado de grado militar
Excelente soporte
Surfshark VPN
9.4 / 10
Cifrado sólido
Excelente rendimiento
Conexiones simultáneas ilimitadas

Descargo de responsabilidad: Los enlaces de afiliados nos ayudan a producir buen contenido. Conozca más.

Todavía no hay comentarios Sin comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
Share
Thanks for your opinion!
Your comment will be checked for spam and approved as soon as possible.